¿Restringido vs Profundo? Simplemente Interés
fotografía de Karen Vardazaryan para Unsplash

¿Restringido vs Profundo? Simplemente Interés

Por: Psic. OMAR ARISPE PELÁEZ.

Director y Fundador de El Espacio Azul.

Clínicamente, un elemento fundamental para el diagnóstico, es lo que se refiere a los intereses restringidos y obsesivos; estos se mencionan siempre como una de las principales características de las personas dentro del espectro autista, muchos otros le llaman conductas disruptivas (sinónimo de “algo malo”)

   En los últimos años, gente que vive con la condición, padres, activistas y profesionales en el tema, han cambiado de interés restringido a interés profundo y que, si lo vemos desde una amplia perspectiva, esta conducta no es exclusiva de personas autistas y que la diferencia radica en el interés y la intensidad de dicho tema. Da la impresión de que no siempre se acaba de comprender bien en qué consiste.

   ¿Qué le gusta a Omar Arispe? Él gusta de los videojuegos de Nintendo y todo lo relacionado a los personajes de Super Mario, sabe quién es Kamek, Chain Chomp, Shy guy y lo que significa ser un Mario Tanuki. Aunque le gustan los videojuegos, no le gusta el X-box. Por jugar…evita realizar ejercicio.

Hay personas como mi sobrino Roberto Morales que conoce todos los personajes, diálogos, carros y orden en el que van las películas de Rápidos y Furiosos y aunque le digo que son buenas las películas de Super héroes, no son de su agrado. Mi amigo Xnestorio gusta escuchar Lil Peep y se sabe todas las letras, requiere un estribillo para identificar la canción inmediatamente. EliMorCar gusta de ranas y ranas y ranas, en peluches, figurillas, alcancías, calcomanías, camisetas y cualquier souvenir que tenga dicho anfibio.

 

MI colección

¿Estoy diciendo entonces que todos somos un “poco” autistas?

                       NO.

 No es una conducta extraordinaria o fantástica en personas autistas, en absoluto; cualquiera de nosotros podría elaborar una larga lista de intereses si nos pusiéramos a pensar en ello. Serían otros diferentes:

   Fútbol, equipos o jugadores, Cómics, Juguetes, Caricaturas, Animales, Discografías o agrupaciones, etc. Pero no suelen pedirnos que elaboremos estos listados o siquiera que sea de importancia para otros.

¿intereses restringidos, severos o simplemente interés?

En cambio, con las personas autistas, es muy frecuente que se lo soliciten escuelas, centros de atención, terapeutas o cuidadores. Lo quieren saber porque por alguna razón este tipo de interés específico por un tema se marca como una obsesión y hay muchos mitos alrededor:

  • • Son “disruptivos” porque no brindan aprendizaje.
    • No fomenta la comunicación.
    • Se somete y limita la socialización sólo al interés de la persona autista.
    • En la vida adulta dificulta el acceso a un empleo.
    • Los aísla más e incrementa su ansiedad.
    • Como puede convertirse en un problema a la larga, parte de la intervención es cambiarle o erradicar sus intereses considerado patológico por uno más “normal” o que pueda ser manejado por las gentes en función de obediencia y complacencia de la persona autista.

Nos llenamos la boca de INCLUSIÓN; inclusión aquí, inclusión allá, inclusión acullá; dejemos de ver a la inclusión como un programa. Transformemos eso en una actitud de convivencia, aprendamos juntos y aprendamos del otro. Deberíamos considerar siempre y en todos los casos –sean autistas o no– como oportunidades. En todos nosotros; esos intereses son las puertas de entrada para motivarnos, para lograr distintos tipos de aprendizajes, para incentivar nuestra autonomía y crecimiento personal (también suelen cortarnos esas alas vivamos con o sin la condición autista) Recuerda:

Un interés es simplemente un aspecto de la personalidad de cualquier persona. Sí alguien quiere acercarse, conectar, enseñar, hablar o relacionarse con una persona con autismo será más fácil que lo haga desde los intereses de esa persona.

En la infancia (Autista o no) es una forma de conectar con el niño a través del juego o la exploración.

En la etapa escolar es una herramienta para muchos aprendizajes.

En la Universidad puede ser un instrumento para elegir la profesión a la que se dedicará.

En el mundo laboral se convertirá en la forma de acercarse a un empleo que de verdad le guste y ser muy eficiente en esa labor u oficio.

En el mundo social podrá encontrar personas afines a sus intereses que le facilitan las relaciones de amistad o incluso afectivas.

intereses que pueden volverse una actividad productiva

Tomando de referencia a Peter Szatmari; todo interesado en el TEA debe ser capaz de ver el autismo como un don, como un talento que debe explotar y no como un síntoma que es preciso eliminar…aquellos que consideran a estas personas como carga, es mejor evitarlas.

Mientras queramos seguir viendo al “paciente” autista como “un aparato descompuesto”, entonces todos los involucrados seremos un mero “técnico que repara”.

Conocemos de la humanidad por conocer de nuestra propia humanidad, y la ponemos a disposición para que el otro aprenda de su propia humanidad. Conocer el tema y estudiar del tema son meras formalidades orientadas para ofrecer el apoyo, no significa darles un “nivel de gravedad” de la condición en sí. Seamos facilitadores para ofrecer las ayudas necesarias.

Y TÚ ¿Qué intereses tienes?

Psicólogo Omar Arispe Peláez

Psicoterapeuta interesado en temas del espectro autista desde hace 15 años. Hoy coordinador de un proyecto emprendedor para adultos con TEA llamado El Espacio Azul.

Deja un comentario