“CURAS MILAGROSAS”

“CURAS MILAGROSAS”

Aunque el autismo no es una enfermedad, nunca falta el que ofrece «curarlo» a través de métodos que prácticamente ofrecen un «milagro» y que constituyen el jugoso negocio de sacar provecho de la desesperación y la falta de información de muchas familias.

La mayoría de estas «curas», parten de la falacia de que el autismo es una alergia o una intoxicación. Algunos de los más tristemente conocidos y peligrosos son:

MMS

Miracle Mineral Solucion o MMS, es un remedio “milagro” que promueve curar el autismo, la malaria, el cáncer, el sida, la esclerosis, el ácne, etc.

Esto lo dice su propio inventor Jim Humble, lo cual no ha sido  demostrado científicamente. El MMS es una solución al 28 % de clorito sódico en agua destilada. Hay también una versión más diluida denominada solución de dióxido de cloro o CDS en sus siglas en inglés. Su mecanismo de acción es: el clorito de sodio se diluye en agua y se mezcla con un ácido suave (limón, o vinagre, por ejemplo), lo cual termina generando un gas, llamado dióxido de cloro (que de por sí es tóxico) y que tiene en teoría, el potente efecto desinfectante que destruye todas las bacterias y patógenos, protege las células y refuerza el sistema inmunitario.

En realidad, el dióxido de cloro, es un potente desinfectante y blanqueador industrial, utilizado en la industria papelera y textil y en bajas concentración en la potabilización del agua.  Más que ayudar, desata una serie de efectos secundarios,  que puede causar náuseas, vómitos, dolores de estómago, diarrea, irritación en los ojos, fallo renal, hemolisis, problemas respiratorios o síntomas de una deshidratación grave que puede llevar a una hipotensión mortal.

QUELACIÓN

Son productos que dicen limpiar el cuerpo de sustancias químicas y metales pesados tóxicos uniéndose a ellos y eliminándolos de la circulación.

Los únicos fármacos quelantes que están aprobados por la FDA son para el tratamiento de intoxicación con plomo y sobredosis de hierro, pero no para el tratamiento ni la cura del autismo

Es importante mencionar que este tratamiento es muy agresivo para el cuerpo y en exceso doloroso. Es  una terapia de alto riesgo que tiene consecuencias graves que pueden llevar a la muerte. No está comprobado científicamente como cura del autismo. El colegio estadounidense de médicos de toxicología y la academia estadounidense de  toxicología clínica  advierten, en una investigación, al público que los fármacos quelantes pueden tener efectos graves a nivel hepático y renal,  que pueden llevar a la muerte del paciente.

Y algunos más inocuos (que no hace daño físico) son:

PROBIÓTICOS

Aunque se asegura que el uso de probióticos, alimentos que contienen microorganismos vivos que permanecen vivos en el intestino,   puede «curar» el autismo al restituir la bacteria Lactobacillus reuteri», no hay nada comprobado científicamente, ya que aunque se han hecho algunos estudios con ratones, no hay evidencia de que pueda funcionar en humanos.  Lo único que si está comprobado es que mejora su salud intestinal, lo cual si puede ayudar a mejorar algunas conductas, puesto que muchas personas con TEA tienen problemas gastrointestinales recurrentes.

La teoría de que el microbioma  desequilibrado  produzca autismo se basa en la premisa de que la obesidad durante el embarazo se asocie a mayores riesgos de producir trastornos del desarrollo en el bebé.

La bacteria Lactobacillus reuteri también eleva los niveles de oxitocina, hormona que influye en la modulación del sistema nervioso central, coadyuvando a mejorar algunos aspectos de la interrelación social.

Sin embargo, no es una cura.  

DIETA SIN GLUTEN, SIN CASEÍNA NI SOYA.

Aseguran que algunos organismos no pueden procesar la proteína (gluten) contenida en algunos cereales (trigo, cebada, centeno, avena), ni la proteína de la leche (caseína), o la de la soya, lo que provoca un efecto similar al de los opiáceos en el cerebro.

Sin embargo, el consumo de estas proteínas sólo afecta a la persona tiene Enfermedad Celiaca, o celiaquía, pero ésta no se afecta el cerebro sino el intestino delgado, ocasionando fuerte episodios de diarrea y malestar generalizado.

Se calcula que el 4.3% de la población mexicana  puede tener celiaquía.

La restricción al consumo de esas proteínas puede no ser nociva para la salud, pero no revierte el autismo.

“Tener autismo no significa no ser humano, sino que significa ser diferente...En cierto modo estoy mal equipado para sobrevivir en este mundo, igual que un extraterrestre sin manual de orientación. Pero mi personalidad está intacta. Mi individualidad, sin daño alguno. Le encuentro significado y valor a la vida y no quiero ser curado de mí mismo.” Jim Sinclair

Referencias:

  • Schwarz, Mauricio José, «El milagroso MMS», El rey va desnudo, 10/04/2018
  • https://youtu.be/uwLbjR9_wGo
  • Health Day. Preidt Robert. 2017. https://consume. health Day. Cim
  • Autismo Diario. Comín Daniel.  https:/autismodiario.org
  • Europa Press (2015) , citado, https://www.fundacioncadah.org/web/noticia/oxitocina-para-el-tratamiento-del-autismo.html
  • López, M., «¿Pueden los probióticos corregir el comportamiento anómalo en personas con autismo?», https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-pueden-probioticos-corregir-comportamientoanomalo-personas-autismo-201606150157_noticia.html
  • Health Day, https://consumer.healthday.com/espanol/cognitive-health-information-26/autism-news-51/la-fda-advierte-de-las-curas-falsas-para-el-autismo-721632.html
  • Farfán, Leonardo, https://poemasdeuncaracol.wordpress.com/2014/07/09/dioxido-de-cloro-producto-quimico-ni-milagro-mms-ni-dan/
  • Alonso, José Ramón, https://jralonso.es/2016/07/17/mms/

Deja un comentario

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: